domingo, 31 de enero de 2016

El Mirador de Peñaliendre


Ruta cañera y exigente, por caminos y senderos de la pedriza de Hoyo de Manzanares, subiendo al Mirador de Peñaliendre y recorriendo divertidas trialeras entre jaras, berrocales y lanchares.


Datos técnicos:
Distancia total:33,025 KmCarretera:3,3 %
Desn. de subida acumulado:808.93 mPista de Tierra:14,7 %
Desn. de bajada acumulado:810.68 mCamino:43,4 %
Altura máxima:1202.47 mSendero:37,5 %
Altura mínima:902.43 mCalles:1,1 %

Desniveles:
Subida:48.9 %Llano:8.7 %Bajada:42.4 %

Grado de Dificultad: Moderado
Nivel Físico: Alto
Nivel Técnico: Medio
IBP 45

Tipo de terreno:

Suelos silícicos con afloramientos rocosos graníticos, rodales muy degradados por la erosión y suelos bastante permeables formados por la arenización del granito. Zonas con muchas escorrenteras, arena y piedra suelta. En zonas con más capa vegetal se puede llegar a formar barro.


Descripción del recorrido:

Se sale de Hoyo de Manzanares hacia el Sureste por el Camino del Camorrillo y al poco encontramos a la derecha un sendero paralelo a un murete de piedra. Siguiendo por este sendero llegamos al Colmenar del Sevillano y a un cruce de caminos. Cruzamos recto y continuando paralelos al muro se coge la trialera del Arroyo de Valgrande, un divertido sendero de 1 kilómetro muy ciclable, aunque con algún paso complicado.


El sendero acaba en la pista del Camino de Navalvillar, que cogemos a la izquierda iniciando la subida hacia el Monte El Ejido, primero por pista retrocediendo por el Camino del Camorrito hasta el Prado de las Monjas donde se tuerce a la derecha para cruzar la carretera M-618 y luego por un camino algo trialero y empinado que rodeando el Monte Ejido y girando hacia la izquierda nos lleva a la Colada de la Ladera y Picazos, por la que bordeamos Las Viñas y la parte Norte de Hoyo de Manzanares.


Una vez rodeado el pueblo llaneamos por el Camino de Villalba, en la zona de Las Rozuelas, y comenzamos a bajar hacia la izquierda dirección a La Berzosa, por un camino en bastante buen estado. Llegados a la altura de La Berzosa nos desviamos a la derecha, cogiendo el Camino de Galapagar, esta algo más roto, que nos baja hasta el Arroyo de Peregrinos.

Cruzamos el arroyo y nos desviamos a la derecha para subir por el Camino de La Navata, primero por una pista en muy buen estado durante 2 kms. al 7 % de desnivel medio hasta alcanzar el Arroyo del Endrinal y luego torciendo a la derecha por el Camino de Torrelodones a Moralzarzal, un camino sendero roto y pedregoso que asciende hacia Peñaliendre.


El arranque por este camino bordeando el Cerro Lechuza se hace suave pero enseguida comienza a empinarse con fuertes rampas del 12 % hasta llegar a un descansillo. Ya por las faldas del Cerro de Peña Herrera vuelve a empinarse durante 500 m al 14 % de desnivel medio, con un suelo muy roto. En el siguiente descansillo, pasando el Arroyo de Peña Herrera el camino se divide en dos, al Norte hacia la Silla del Diablo, nosotros tiramos hacia el Este y ya solo quedan un par rampas y llegamos al Mirador de Peñaliendre, desde donde se ven unas espectaculares vistas de la pedriza de Hoyo de Manzanares.


Después del avituallamiento y las fotos de rigor continuamos la ruta hacia el Este, bajando hacia el Barranco de Peñaliendre. El comienzo del sendero es trialero y empinado, pero no muy complicado. Sin embargo el tramo del barranco es estrecho y pedregoso, muy cerrado por la vegetación y con bastantes escorrenteras. Es el Camino de la Casa del Monte, 1.600 m. de descenso disfrutón, en los que no te puedes relajar un momento.


Acabado el descenso enlazamos a la derecha con el camino que lleva a la Cascada del Covacho y tras otra sesión de fotos seguimos hacia el Oeste hasta llegar de nuevo al Camino de La Navata. En el mismo cruce cogemos a la derecha un sendero que sale entre los dos caminos y baja por la zona del Fuente del Huerto, una trialera rápida, sinuosa y divertida, no muy complicada, que nos deja en el Arroyo de Peregrinos.

Cruzamos el arroyo por un vado que en primavera puede llevar mucho agua y comenzamos el ascenso a Los Corrales de Julia, donde encontramos algunos divertidos tramos de sendero trialero. Pasado el roquedo de Las Bobilas llegamos al camino que baja hacia a La Berzosa, por el que ya habíamos pasado antes.


Llegamos a la carretera de Hoyo a La Berzosa y subimos hacia Las Machorras, primero por la carretera y luego por pista hacia el puesto de vigilancia forestal. Unos metros a la derecha nos metemos en la última trialera del día, que bordea el Barranco del Cura y transita hacia el Sur entre grandes peñas y lanchares, bajando hasta las Praderas de la Berzosa. Trialera complicada, hay que tener cuidado con las grandes rocas y escalones.


Al terminar el descenso se gira hacia el Este y subimos por un camino muy tendido que rodeando Canto Mocho nos lleva a El Chaparral, una zona de roquedos y pastos, escenario de varias películas de vaqueros como "Por un puñado de dólares". Lo cruzamos hacia el Noreste y girando al Norte bajamos por un sendero algo trialero pero disfrutón, cruzamos el Arroyo del Chaparral y salimos de la dehesa entrando en Hoyo de Manzanares y finalizando esta entretenida y exigente ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   

Mapas Consultados:
Iberpix - IGN
Planea - Comunidad de Madrid
Sede Electrónica del Catastro