sábado, 26 de septiembre de 2015

Trialeras y Atalayas


Largo y exigente recorrido por senderos y trialeras de las estribaciones de la Sierra de la Cabrera y las dehesas de El Berrueco, Redueña y Cabanillas.


Datos técnicos:
Distancia total:60.327 KmCarretera:1,7 %
Desn. de subida acumulado:1357.12 mPista asfaltada o gravilla:8,7 %
Desn. de bajada acumulado:1340.17 mPista de Tierra:14,2 %
Altura máxima:1136 mCamino:41,9 %
Altura mínima:771 mSendero:29,3 %
Calles:4,2 %

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 95

Tipo de terreno:

Caminos y senderos bastante trialeros, con pendientes y roquedos, zonas de lanchas y bolos de granito, tramos arenosos y piedra suelta.

En las estribaciones de la Sierra de La Cabrera, grandes rocas metamórficas de granito. Suelos arenosos originados por la erosión de los granitos, bastantes permeables. Acercándonos a la Sierra de Patones suelo más pizarroso y arcilloso, menos permeable. En la zona de las Dehesas de Cabanillas suelos humíferos.


Descripción del recorrido:

Salimos de Navalafuente hacia el Oeste ascendiendo por la falda del cerro del Pendón durante unos 6 kms. al 7 %. Rodamos primero por pista en el Camino de Miraflores, luego torcemos a la derecha por el Camino de las Cantarillas, un terreno pedregoso y trialero con mayor desnivel y finalmente giramos hacia el Este por el Camino de Las Viñas, donde la pendiente suaviza, con varios descansillos y un firme más llevadero.

Antes de finalizar la subida se pasa por Los Barracones, uno de los 9 penales de trabajos forzosos que el franquismo creó para finalizar el paso de la vía férrea Madrid Burgos por la sierra de Guadarrama.

Casi un kilómetro más adelante nos desviamos por un sendero a la derecha y descendemos por una trialera de algo más de un kilómetro, con pasos complicados por las escorrenteras, las rocas y los lanchares, en la zona de La Longuera.

El sendero finaliza debajo del viaducto de la antigua línea Férrea Madrid Burgos, saliendo a la carretera M-631, por la que bajamos unos pocos metros hasta meternos a la izquierda por un camino, la Vereda de las Majadas de Fuente Llano a los Navazales, que pasa por debajo de la antigua estación de tren de Bustarviejo.

Pasamos por la Laguna de Navaluenga, una charca estacional, se bordea por un camino pedregoso el roquedo de El Encinarejo y alcanzamos el Cordel de los Zarzosos donde se coge a la derecha otro sendero trialero, este más asequible.


Tras 500 metros el sendero cruza el Camino de Guadalix y enlaza con otra trialera que transita sobre el Cordel de Arroyo Carreras y que primero baja hacia el arroyo del mismo nombre y luego va girando hacia el Norte, hasta cruzar el Arroyo Albalá. Esta trialera es bastante complicada y técnica, con grandes lanchares, piedras y escorrenteras.

Pasado el Arroyo Albalá comenzamos a subir por un camino hacia el Descansadero de Casilla de Jaramala hasta llegar a la carretera M-633. Nada más cruzarla cogemos a la derecha otro sendero trialero bastante asequible y corto, que bordea la finca El Narrillo, el Cordel del Puente del Terrero.

Se cruza el Arroyo de la Huesa por un puente saliendo al camino de servicio de la finca La Saludadora y cruzándolo cogemos el Camino de Las Ventureras, una dura subida muy trialera con muchos tramos de pateo, hacia el Collado de San Pedro. Acabada la subida dejamos a la izquierda el collado y tras unos metros de camino nos desviamos a la izquierda para bajar por un sencillo sendero por la zona del Lanchar de La Condesa.

Llegamos al Camino de los Llanitos y continuando hacia el Este por la Colada de Ganados de Sacedón se coge el Camino de Cabanillas, por el que se sube dirección Norte hasta la carretera M-610.

Cruzamos la carretera para coger un sendero que paralelo a esta y en dirección Este nos lleva a la entrada de la Dehesa de Roblellano. Pasamos la cancela y comenzamos a subir hacia el Norte primero por un camino y luego girando hacia la izquierda por sendero que cruza de Sur a Norte esta bonita dehesa de robles melojo, enebros y encinas, escaramujos, jara pringosa, endrino y cantueso...


El sendero va girando hacia el Este y vuelve a convertirse en camino hasta llegar a la cancela de salida de la dehesa, acceso a la pista de subida al Convento de San Antonio. Subimos por esta pista unos 400 metros y nos desviamos a la derecha por un camino que va girando hacia el Este, dejando el sendero que sube a Cancho Gordo a la izquierda.

Pocos metros más adelante nos volvemos a desviar a la derecha por un sendero que baja por la zona de El Hornillo, unos 500 metros de trialera algo complicada que nos deja en las urbanizaciones de La Cabrera.

Se rodea por la Vereda de la Sierra el Noroeste de La Cabrera y se atraviesa hacia el Este por el Camino del Cigüeñal hasta llegar al Camino de Los Vallejos, pasando por debajo de la A-1.

Este camino recorre la bonita Dehesa de Roblehorno, rodeando por el Norte el Poyal de Peña Alta o Peña del Buey. El camino comienza a ascender y se convierte en sendero con escorrenteras y piedras pero transitable y luego muy pedrolero bajando hacia El Gorronal. Al llegar a la Cañada Real de Merinas o de Extremadura giramos a la derecha por un sendero muy trialero, bajando hacia el Sur y atravesando un roquedo espectacular con algún tramo complicado.

Continuamos por la Cañada Real y el sendero se va suavizando, convirtiéndose en camino. Giramos a la izquierda por el Camino de Roblehorno y se llega a una finca ganadera que rodeamos por el Norte. Poco después de pasar la finca giramos a la derecha por un sendero que nos lleva hasta el Arroyo de Peñacadenas.



Se cruza el Arroyo y volvemos a subir dirección Norte por una complicada zona de roquedos, cruzando el Camino del Chorreón y continuando por un sendero algo trialero que rodea por el Sur el Cerro Cabeza del Carro se baja hasta el Arroyo de la Huerta.

Aquí despisté un poco por un sendero de conejos, el camino va claramente a su izquierda, dirección Norte. Toda esta zona es muy rompepiernas, subiendo y bajando colinas.

Cruzamos el Arroyo de la Huerta, subimos hacia Los Zapicos cogiendo el Camino de La Roza que va girando hacia el norte. Se llega a las ruinas de la Ermita de Valcamino y un poco más adelante dejamos el Camino de La Roza, metiéndonos por una senda que nos lleva hasta la pista del Canal del Villar.

Tras cruzar la M.131 se pasa una cancela y girando a la derecha rodamos paralelos a la carretera unos metros, aunque el camino se va alejando, comenzando una complicada subida hacia la Atalaya de Torrepedrera, El Berrueco.

Este camino sendero sigue la línea de Alta Tensión, en un sube y baja continuo muy rompepiernas y un terreno muy pizarroso y complicado. al cabo de un km. gira hacia la derecha y comienza a subir por la ladera, con un potente desnivel durante 300 m. al 15 % puy pedrolero, hasta alcanzar el camino que sube desde El Berrueco hacia la Atalaya.

Continuamos la subida por este camino cruzando la carretera M-133 y llegamos a la Atalaya de Torrepedrera, que está restaurada y se puede visitar su interior y acceder a la azotea, desde la que se contemplan impresionantes vistas del embalse del Atazar.


Descendemos del cerro de la atalaya dirección Sur por un camino que nos deja abajo de la Urbanización Los Tomillares. Subimos por la calle durante 200 m. al 12,7 % y nos lanzamos al otro lado de la colina en una pronunciada bajada hasta el Camino de la Dehesa Vieja.

Aquí comienza a la derecha un sendero que se adentra en el valle del Arroyo de la Dehesa Vieja, la Senda de las Minas. Este precioso sendero es una auténtica joya, aunque a comienzos del otoño está bastante comido por la vegetación, con mucha rama y pinchos que nos destrozan las piernas.

Desciende pegado al Arroyo de la Dehesa Vieja, cruzándolo en varias ocasiones. El comienzo atraviesa un precioso pinar y se va encerrando en el cauce del arroyo, discurriendo sobre un estrecho canal cubierto piedras de granito, con tramos muy complicados de pasar.

Finalizado el sendero se sube hasta la Colada del Chifladero, que cogemos a la derecha continuando la subida hasta llegar de nuevo a la M-131. Antes de llegar a la carretera el camino desaparece y toca buscarse la vida para bajar a la carretera. 500 m. antes hay un camino al otro lado del valle que llega a a la carretera un poco más abajo, igual es más conveniente seguir por allí.

Se cruza la carretera en un punto peligroso, mucho cuidado pues se hace en plena curva, para retroceder unos pocos metros y coger otro camino que dirección Oeste nos lleva hasta la Atalaya de Arrebatacapas.

Desde esta atalaya se desciende hasta la pista del Canal Alto y después de cruzar la M-124 continuamos por esta pista subiendo durante 2 kms al 5,3 % hacia la Dehesa de Redueña. Luego la pista llanea por la ladera y al llegar encima de Redueña nos desviamos a la derecha por la carretera a Cabanillas, que sube unos 500 m. al 8,6 % hasta El Portachuelo.


Cruzamos el Cordel del Chifladero y girando a la derecha por el Camino de La Cabrera recorremos unos 800 m. hasta desviarnos a izquierda para coger el Camino de Los Riscales.

Este bonito camino nos lleva entre muros de prados ganaderos y un frondoso arbolado dirección Oeste a cruzar la autopista A-1 y el Arroyo de los Bueyes. Continuamos por el Camino de la Capellania, mas pedregoso, que nos acerca a Cabanillas de la Sierra. Antes de llegar al pueblo torcemos a la derecha para coger la Cañada Real de Merinas o de Extremadura, llegando a la antigua N-1. A partir de este tramo nuestro recorrido coincide con la Ruta del Toro.

Cruzamos la carretera, descendemos por ella 20 metros y nos desviamos por un sendero a la derecha que nos lleva hacia el Oeste por un paraje de retamas y enebros hasta la Colada de Ganados de Sacedón, una zona adehesada surcada por centenarios muretes de piedra, bosque mediterráneo y dehesas de fresnos podados al estilo cabeza de gato, donde rodaremos por encima de algunas grandes lanchas granito. Se cruza el Arroyo de Sacedón y se llega al Camino de Cabanillas, por el que continuamos hacia el Sur.

El Camino de Cabanillas cruza la M-633 y desemboca en la Colada de la Poza de la Cacera, que cogemos a la derecha, llaneando un rato ahora por una dehesa de encinas, Este tramo forma parte de la Ruta de las Dehesas. La Colada gira a la izquierda y desciende rápidamente hasta el Arroyo Albalá, donde rodaremos por un bonito y sencillo sendero bastante limpio paralelo al arroyo que nos deja en la M-631.

Tirando unos pocos metros a la derecha y cruzando la carretera encontramos la entrada a un camino dirección Sur, pero nosotros nos metemos por un sendero a la derecha justo en el comienzo de este camino. Este sendero el parte del Cordel de la Huelga y comienza paralelo a la carretera pero después de cruzar otro camino se aleja de la M-631 y subiendo suavemente llega a las urbanizaciones de Navalafuente y ya como pista acaba en la entrada del pueblo, donde finaliza esta larga y exigente ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   


sábado, 19 de septiembre de 2015

La Bola del Mundo y el nacimiento del Río Manzanares


Dura ruta, larga, muy variada, con grandes subidas, pistas, caminos, senderos trialeros y pateo. Larga subida a La Bola del Mundo, bajada de pateo empujabike al nacimiento del Manzanares y tramo trialero por La Pedriza.


Datos técnicos:
Carretera:3,3 %
Distancia total:73,918 KmPista Cemento La Bola:4,6 %
Desn. de subida acumulado:2.151,15 mPista de Tierra:37,6 %
Desn. de bajada acumulado:2.151,35 mCamino:18,8 %
Altura máxima:2.258,4 mSendero:22,6 %
Altura mínima:824,7 mCalles:8,3 %
Pateo (Bajada de La Bola):4,9 %

Grado de Dificultad: Difícil
IBP 154

Tipo de terreno:

Pistas de tierra prensada en buen estado. Caminos y senderos de alta montaña con mucha roca, piedras y raíces. En zonas boscosas tierra orgánica con raíces y rocas. Buen drenaje.

Tramo NO ciclable de 3.700 m. bajando desde La Bola hasta el Puente de los Manchegos, sendero por praderas de alta montaña con piornos y mucha roca, tramos encajonados en la garganta.


Descripción del recorrido:

Salimos de Colmenar Viejo para poder meterle una buena kilometrada a la ruta, un total de 74 kms. A mi la ruta se me hizo larga, por lo que quizás es mas conveniente comenzar en Manzanares el Real o en Cercedilla y hacer solo 44 kms.

Pero otra de las razones de partir desde Colmenar era recorrer la Colada de los Gallegos y el Cordel de Samburiel, dos divertidas zonas trialeras que se hacen a la ida y a la vuelta. Todo este tramo inicial coincide con el GR-124 hasta Manzanares y también con el Camino de Santiago hasta pasar Navacerrada.

Comenzamos en el Camino de Santiago, saliendo de Colmenar Viejo por la Colada de los Gallegos y en el cruce con el Cordel del Hoyo de Manzanares se incorpora el resto del grupo que viene de la estación de tren.

La Colada de los Gallegos, también llamado Camino del Cencerrero, esta bordeado por muros de piedra que delimitan los pastizales ganaderos de Colmenar y salpicado de encinas, enebros, sabinas, alcornoques y quejigos, y donde cruza los arroyos de la Dehesa y de Navallar con vegetación de ribera. Tiene tramos de subida y de bajada, algunos complicados, muy erosionados y trialeros con grandes rocas y lanchas de granito, otros de sendero estrecho, y otros de amplia cañada.


El camino nos deja en el Puente del Batan, que cruzamos comenzando por pista una suave subida por el Cordel de Fuente Las Liebres hasta la fuente donde nos desviamos a la derecha hacia el Alto del Enebrillo por el Cordel de Samburiel, en una subida ya mas pronunciada.

Pasado el alto, bajando unos metros mas adelante, encontramos un sendero a la derecha, el tramo trialero del Cordel de Samburiel, un sendero rápido y divertido, sin muchas complicaciones aunque hay que ir atentos a las piedras, que nos deja en la cabecera del Embalse de Santillana.

Continuamos hasta la rotonda de entrada a Manzanares, donde cogemos a la izquierda, pasando por las murallas y callejeando entre chalets desembocamos en la carretera de acceso a La Pedriza.

En la barrera de entrada al parque cogemos a la izquierda por la Colada de Manzanares al Boalo, continuando por esta pista ya como Colada de Mataelpino hasta cruzar ese pueblo. Se hace un pequeño tramo de la carretera M-617 para salir del pueblo y se coge un camino sendero paralelo a la carretera, la Vereda de Mataelpino.

Este camino desemboca de nuevo en la carretera pero nosotros continuamos por el GR-10, subiendo por la Majada de Los Cabreros y rodeando la urbanización Vista Real en un tramo algo trialero. Se llega hasta el Arroyo de la Angostura y continuamos la suave ascensión por este bonito sendero en medio de un vallecito salpicado de enebros.


Acabado el sendero del Arroyo de la Angostura cruzamos la M-607 y cogiendo un sendero paralelo a la carretera llegamos a Navacerrada. Atravesamos el pueblo saliendo por el Hotel Arcipreste de Hita y cruzando de nuevo la M-607 cogemos el último tramo del Camino de Santiago de la jornada que nos deja en la Fonda Real de la Carretera al Pto. de Navacerrada. Se cruza la M-601 y por la pista del Camino del Campamento llegamos hasta el Camino del Calvario.

Comienza la ascensión al Puerto de Navacerrada y su continuación hasta La Bola del Mundo, 10 kilómetros al 9,3 % en el que ascenderemos casi 1000 m.

Iniciamos el Calvario con un primer kilómetro de pista y suave ascenso al 6,5 % y tras cruzar el Arroyo de Matasalgado la pista comienza a empinarse, subiendo durante 725 m. al 10,8 %. Pasado el Árbol de la Cadena y el desvío a El Ventorrilo, la pista se convierte en camino bastante cómodo y nos da un respiro de 1.600 m. al 5,8 %.

El siguiente kilómetro es muy pedregoso y se empina hasta el 11,5 % de media. Tras un descansillo de 300 m. al 5,8 % cruzamos el Regato Del Puerto para afrontar otros 325 m. al 8,6 % hasta la cancela de entrada a Navacerrada. Ya solo nos queda callejear 500 m. hasta la carretera, por donde acabaremos de ascender los últimos 700. al 6,8 % hasta el Puerto de Navacerrada.


Continuamos la subida hacia el Alto de Guarramillas, La Bola del Mundo. Esta clásica subida se hace desde el aparcamiento de Navacerrada por una pista hormigonada, con muchas grietas y tramos rotos. Asciende durante casi 3,5 kilómetros con un engañoso 11,5 % de desnivel medio, ya que esto incluye el descansillo que hay en la zona del telesilla.

El arranque por delante del puesto de la Cruz Roja nos deja en una larga recta con rampas entre el 12 y el 19%, en continua progresión, hasta alcanzar las 2 primeras curvas, donde parece disminuir la pendiente, aunque continúan las rampas hasta del 16 %. Llegamos a una serie de curvas de herradura con mucha pendiente, que durante un km. al 13,7 % nos lleva al descansillo de Dos Castillas, donde esta la caseta del Telesilla y la estatua de la Virgen de las Nieves.

Ya solo queda el tramo final, una recta interminable de 650 metros al 12,1 % de pendiente media, con rampas del 18 %. Arriba descansamos junto a las antenas de radio, contemplando las espectaculares vistas de la meseta castellana.

Rodeamos las instalaciones de radio televisión por la derecha y comenzamos la parte aventurera de la jornada, la bajada por el Ventisquero de la Condesa al vallecito del Río Manzanares.


Rodamos entre piornales y pedruscos dirección Este y al llegar a la depresión glaciar giramos al Norte hacia una caseta, donde se esconde el nacimiento del río Manzanares. Bajo la caseta el agua se desborda y fluye ladera abajo, por prados bastante empinados, formando el Arroyo de la Condesa. Pasada la Fuente de la Teja y crecido con las aguas de los arroyos del Cuerno y de Valdemartín ya recibe el nombre de Río Manzanares.

Todo este tramo desde La Bola hasta el Puente de los Manchegos, unos 3.700 metros, no es ciclable en su mayor parte. Recorre la vereda del río cruzandolo en varias ocasiones y atraviesa zonas de rocas muy complicadas incluso para el senderismo, en las que toca cargar con la bici a cuestas. Los pocos tramos en los que montamos en las bicis son muy cortos y trialeros, no se rueda seguido mas de 150 m., calculo como mucho un 20 % del total.

Llegados al Puente de los Manchegos cogemos la pista de La Pedriza a la derecha y ascendemos durante 800 metros llegando al Collado de los Pastores. Ahora disfrutamos de una rapidísima bajada de 4,5 kms. por pista, con algunos tramos algo pedregosos, hasta alcanzar a la derecha la entrada a un sendero que se mete en el bosque.

Debo avisar que la normativa del Parque Natural de la Pedriza prohíbe circular en bicicleta fuera de las pistas habilitadas para ello, por lo que cada uno debe actuar bajo su responsabilidad.


La senda de la Umbría de la Garganta es un precioso camino entre pinos por la ladera, tiene tramos complicados pero es bastante ciclable. Tras 1.700 metros de bajada se llega de nuevo a la pista.

Casi 1,5 kms. mas adelante llegamos al segundo sendero disfrutón, que sale a la izquierda de la pista bajando suavemente por la Majada del Caco y llega a la Fuente del Berzosillo. Es bastante sencilla, sin pasos técnicos ni muchas complicaciones hasta pasar la zona de El Berzosillo donde tiene una bajada muy complicada hasta el Alto del Collado de Quebrantaherraduras.

En el alto del Collado de Quebrantaherraduras cruzamos la carretera del parque y bajamos por un sendero que ataja ladera abajo, al principio complicado pero luego muy disfrutón, y que nos deja en la entrada del parque.

Ya solo resta desandar el camino hasta Colmenar, aunque primero tomamos un refrigerio en Manzanares pues la ruta es muy larga.

Se sube por el Cordel de Samburiel (GR-124), ese sendero trialero tan disfrutón de bajada, rodamos velozmente por el Cordel de Fuente Las Liebres hasta el Puente del Batan y a disfrutar, si te quedan algo de fuerzas, de la subida por la preciosa Colada de los Gallegos, dando fin a esta larga y dura ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   


Notas: La Pedriza forma parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y desde el 2013 del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, por lo que es un espacio protegido por la ley.

Aunque la legislación de la Comunidad de Madrid sobre la bicicleta y las sendas y la normativa del PNSG permite rodar en bicicleta por caminos forestales, pistas, caminos, senderos, vías pecuarias, vías de tránsito y rutas tradicionalmente utilizados, cada espacio natural protegido puede dictar unas normas propias.

Y según la regulación del Parque Natural de La Pedriza no se puede circular en bicicleta fuera de las pistas y áreas específicamente acondicionadas.

Por tanto cada cual debe decidir qué hacer y asumir su responsabilidad, ya que te pueden multar por infringir la normativa.

Decreto 96/2009, de 18 de noviembre, ordenación de los recursos naturales de la Sierra de Guadarrama en el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid.

17. La circulación de bicicletas de montaña y velocípedos en general en las zonas del ámbito de ordenación que admitan este uso se limitará a pistas forestales y caminos abiertos por maquinaria de anchura de plataforma superior a los tres metros, así como a las pistas, caminos, senderos, vías pecuarias, vías de tránsito y rutas tradicionalmente utilizados; salvo en las Zonas de Reserva donde estará prohibida y sin perjuicio de la regulación que sobre esta actividad establezcan los instrumentos de gestión de los espacios naturales protegidos que se declaren. Las personas que circulen en bicicletas de montaña o velocípedos en general respetarán siempre a los senderistas y caballistas, que tendrán prioridad de paso en este orden.