miércoles, 28 de enero de 2015

Colmenar Viejo Miraflores Guadalix Embalse Palancares


Bonito recorrido por las dehesas y pastos ganaderos de Colmenar Viejo, Miraflores, Guadalix de la Sierra y Soto del Real, el piedemonte de la Sierra de Guadarrama.


Saliendo por el Oeste de Colmenar Viejo, por la Colada de Los Gallegos, en seguida se gira hacia el Norte por el Cordel de Cantalojas por donde, tras cruzar la M-609, se llega a la Dehesa de Navalvillar, entrando en ella por la talanquera San Pedro.

Cruzamos la dehesa pegados a su valla Oeste subiendo dirección Norte hasta la talanquera la Calera por donde se sale de la dehesa, cruzando la carretera M-625 y comenzando el descenso por el Camino a Miraflores.

Acabado el descenso encontramos la carretera de acceso a la urbanización Peña Real y pasando debajo de los viaductos de la M-609 y de las vías del antiguo tren de Miraflores subimos a estas por su cara Oeste por un terraplén muy inclinado, en el que hay que cargar la bici a hombros.

Continuamos hacia el Norte por el camino paralelo a las vías del tren de Miraflores, ahora en desuso aunque hay proyectos de rehabilitación, pasando por varios puentes y un túnel y llegando hasta la estación de Miraflores de la Sierra.

Nada mas pasar la estación y justo antes de otro túnel nos desviamos a la derecha por un sendero que nos lleva a la Vereda a Las Majadas de Belén, camino al principio trialero, pero que enseguida se convierte en sendero mas transitable.


Pasadas Las Majadas de Belén se cruza el Arroyo de Navacerrada y subimos a la Vereda de Huelga, desde donde nos lanzamos por un sendero trialero y roto pero asequible, que baja muy rápido hasta cruzar de nuevo el Arroyo de Navacerrada. Desde que dejamos la vía del tren se puede considerar todo el tramo como trialera muy llevadera.

Continuamos por un precioso sendero que serpentea entre los fresnos, robles y encinas de la Dehesa de Navalmadero, el Camino de Cabeza Lobosa.

Entramos en el municipio de Guadalix de la Sierra y toca cruzar el Río Guadalix por un vado, que puede llevar poca o mucha agua según la época del año En caso de no querer cruzarlo por haber mucha agua se puede continuar el camino hasta la carretera de Navalafuente y por esta llegar a Guadalix. En mi caso, aunque llevaba bastante agua, literalmente me tiré al charco, cruzándolo y continuando por un camino a la izquierda que me llevo hasta el pueblo.


Sin acabar de entrar al pueblo cogemos unos metros la M-608 y nos desviamos a la derecha por la urbanización Las Cumbres comenzando el ascenso hacia Los Hormigales, primero con un rampón en la misma urbanización de 300 metros al 12 % de desnivel medio, luego ya por el Camino de Los Hormigales la subida suaviza.

Seguimos 3 kilómetros entre fincas de ganado bravo y llegamos a un cruce, tomando a la derecha por la Vereda del Peñascal, en dirección Noroeste. Este camino llanea e incluso desciende pero al poco encontramos a la izquierda otro camino por el que dirección Suroeste continuamos la subida hacia Los Hormigales.

Tras 500 metros de ascenso encontramos a la derecha la Vereda de Juan Prados al Prado Corralón, un bonito sendero que baja rápidamente hasta el Arroyo Del Endrinal en medio de pastos y robles. Pasado el arroyo se gira a la derecha y se alcanza el Camino de la Virgen de la Paz por donde llegamos de nuevo a las vías del tren de Miraflores, aunque esta vez las cruzamos por un puente.


Continuamos por la pista dirección Oeste unos metros hasta encontrar a la derecha la Cañada de Madrid, que sube dirección Norte. Al llegar a la Cañada Real Segoviana cruzamos la carretera M-611 para seguir por el Camino de Cruz de Toribio dirección Oeste, ya en las laderas de el Monte Aguirre.

Un kilómetro y medio mas adelante nos desviamos a la derecha para comenzar la subida por el Camino Del Monte Aguirre Al Puerto de la Morcuera, y tras pasar la Hacienda Jacaranda nos desviamos hacia la izquierda por un sendero, entrando en el Cordel del Puerto de la Morcuera, un sendero trialero, a ratos complicado, pero muy bonito, entre robles y enebros, que desciende hasta llegar otra vez al Camino de Cruz de Toribio.

Continuamos por este camino hacia el Oeste y al llegar al Embalse de Los Palancares cogemos a la izquierda y seguimos bajando por la pista unos pocos metros más. Enseguida vemos a la izquierda un sendero paralelo a la pista, y cogiéndolo nos vamos separando del camino, metiéndonos por la Mata Canchal y serpenteando entre robles, enebros, roquedos y lajas de granito bajamos de nuevo a la pista, el Camino de la Sierra que lleva hacia Soto del Real.


Este camino desemboca en la Cañada Real Segoviana y girando a la izquierda en dirección Oeste tras 500 metros se llega al Cordel del Arroyo Mediano por el que bajamos hacia el Sur. Llegados a la Colonia Los Fresnos nos metemos a la derecha por un sendero que la bordea por su cara Oeste hasta llegar a la M-608. Se cruza la carretera y continuando por el Cordel del Arroyo Mediano y cruzando su Área Recreativa llegamos a la M-862.

Sin coger la carretera giramos a la izquierda por un sendero que bordea la Finca El Soto, y que en paralelo a la carretera primero y luego alejándose de ella serpentea en medio de un bonito bosque cruzando los arroyos de Las Chozas y de La Fuente de la Piedra.

Si llevasen mucha agua es posible saltar el muro de piedra de la finca y cruzarlos por unos puentes de un camino interior pegado al muro. Este día no tuve problemas en atravesarlos aunque llevaban agua, en otras ocasiones no he podido por estar demasiado crecidos, y a finales de verano los he llegado a pasar totalmente seco.

El sendero desemboca en el Carril Bici de Colmenar, por el que tras rodar 6 kilómetros se llega al cruce con la M-607 y cogiendo un carril bici que entra en Colmenar y tras callejear por las urbanizaciones del Noroeste del pueblo llegamos al final la ruta.


Distancia total: 56.272 Km
Desn. de subida acumulado: 823 m
Desn. de bajada acumulado: 832 m
Altura máxima: 1102.4 m
Altura mínima: 854.4 m

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 50

Ver el track en 


sábado, 17 de enero de 2015

Atalaya de Venturada Arroyo del Monte Pistas del CYII y Dehesa de Redueña


Completo itinerario con una la senda trialera por el Arroyo del Monte, un paseo rodador por las pistas del Canal de Isabel II y una fuerte subida por camino hasta Cotos de Monterrey para acabar la ruta.


Se sale de la explanada de la Atalaya de Venturada en la entrada de la Urbanización Cotos de Monterrey, después de visitar la Atalaya, en dirección Este por el Cordel Del Chifladero y a los 300 metros nos desviamos a la derecha cogiendo la Vereda del Romero o Camino de la Dehesa Del Vellón.

Llaneamos hacia el Sureste durante 1,5 kms hasta llegar al Camino de Prado Cerrado o de Redueña, torciendo a la izquierda dirección Norte y comenzando la bajada hacia Arroyo Del Monte.

Este precioso camino encajonado entre los muros de piedra de los pastizales de la Dehesa Nueva se va convirtiendo poco a poco en una complicada trialera por las piedras del terreno hasta llegar al Arroyo Del Monte, donde se tuerce a la derecha dirección Este.

El recorrido por el Arroyo Del Monte es espectacular, se hace por un sendero a ratos trialero, que nos bajará suavemente por el paraje de Taberneros un pequeño valle constituido por estratos de rocas calizas. El sendero cruza en numerosas ocasiones el arroyo, y en su parte final discurre por el cauce, por lo que en temporada de lluvias podemos encontrarlo intransitable.


Llegado a un punto la senda se divide. El ramal de la izquierda asciende bruscamente saliendo del barranco buscando el Camino del Rebolloso, y es la alternativa valida si el arroyo lleva mucha agua. Nosotros seguimos el ramal de la derecha, que continua bordeando el arroyo y un poco mas abajo se mete en el cauce y acaba debajo de un puente de la pista del Canal del Atazar.

Se sube por una pendiente muy pronunciada para salir del arroyo a la pista del Canal del Atazar, que se coge a la derecha dirección Sur, pasando por la zona de Los Quebraones, zona de quebraduras de piedras que se elevan sobre el terreno y que se pueden contemplar desde la misma pista.


Continuamos por la pista del Canal del Atazar contemplando las infraestructuras del Canal de Isabel II construidas a mediados del siglo XIX, los acueductos de La Aldehuela, el del Olivo y el del Cuervo.
Pocos metros después de cruzar la M-129 nos desviamos a la izquierda bajando hacia el Este por el Camino de Valdenmedio o de Las Viñas de Arriba, que nos lleva hasta el Espartal, donde pasamos por debajo del acueducto más emblemático de la zona, el Puente de los Nueve Ojos.

Giramos a la izquierda saliendo del Espartal por la M-122 y a los pocos metros nos desviamos a la izquierda por la pista del Canal Bajo, que serpenteando asciende el Cerro Moral y luego baja paralelo a las tuberías del Canal Bajo hasta el Acueducto de Malacuera, que forma parte del Canal del Lozoya.


Pasamos por debajo de este acueducto continuando por la pista del Canal Bajo hasta la Casilla de la Aldehuela donde cogemos a la derecha la carretera M-129 durante 800 metros. Volvemos a meternos a la izquierda por la Pista del Canal Bajo, continuando hacia el Norte y pasando delante de la Almenara de Prado Del Cubo, denominada así en los mapas del IGN consultados (1960, 1976 y 1995), curiosamente el cartel de CYII la llama Almenara de Prado Del Club.

La pista del Canal Bajo nos lleva hasta la carretera M-320 que cogemos a la izquierda unos metros para enseguida desviarnos a la derecha y continuar hacia el Norte por el Camino de Colmenar de la Aleja, rodando en medio de campos de cereales los limites municipales de Torrelaguna y Redueña.


Este camino gira hacia el Oeste llegando hasta el Camino del Berrueco por el que volvemos a dirigirnos hacia el Norte desembocando en la carretera M-124. Justo al llegar a esa carretera encontramos a la izquierda la entrada de la pista del Canal Alto, que sube hacia el Sifón y la Casilla de San Vicente. La subida tiene 2 kilómetros al 6 % de desnivel medio, luego la pista serpentea por las falda del Cerro del Chifladero, en un continuo y suave sube y baja que nos lleva hasta las alturas de Redueña.

Este tramo de la pista del Canal Alto está señalizado como Senda de Interpretación Natural y recorre durante 2 kilómetros la Dehesa Boyal de Redueña, mostrando la flora más representativa de la zona. Justo cuando la pista comienza a descender para cruzar la A-1 nos desviamos por un sendero muy empinado y trialero que nos baja hasta el Arroyo Del Sacedón y nos deja en la carretera N-320, que cruzamos por debajo d un puente.

Aquí comenzamos la subida hacia Cotos de Monterrey, primero por una senda señalizada y luego por el Camino del Monte, por en medio de un bonito bosque de robles y encinas. La subida tiene un total de 2 kilómetros al 7 % de desnivel medio, pero tiene un tramo central con 300 metros al 11 % y otros 100 metros al 17 % que te dejan el cuerpo a tono. Sin haber acabado la subida se callejea por la urbanización en una rampa final del 11, 5 % llegando a la garita de control de la urbanización y al final de la ruta.

Distancia total: 30.863 Km Desn. de subida acumulado: 600 m Desn. de bajada acumulado: 590 m Altura máxima: 834.4 m Altura mínima: 579 m
Grado de Dificultad: Moderado
IBP 43 (Sin Corregir)

Ver el track en 



Durante la dominación musulmana de la Península Ibérica Madrid fue una zona fronteriza, parte de la llamada Marca media de Al-Ándalus. Este área estratégica se fortificó entre los siglos IX y X para detener el avance de los reinos cristianos, construyéndose una red defensiva integrada por atalayas y fortalezas, cuya misión era controlar los pasos y puertos de la Sierra de Guadarrama.

Las atalayas estaban emplazadas en lugares estratégicos y en caso de peligro se encendían fuegos por la noche o reflejos con espejos por el día que eran vistos desde una atalaya a la siguiente y así comunicar cualquier intento de invasión.

Estas torres de vigilancia se construían alejadas de los núcleos de población, en elevaciones superiores a los 800 metros y con una distancia entre ellas de unos 2 kilómetros. Eran cilíndricas, con muros de mampostería y acceso por encima del nivel del suelo.

En la sierra norte todavía se conservan varias de estas torres de uso militar, en la margen izquierda del río Jarama, La atalaya de Torrepedrera en El Berrueco, la Atalaya de Venturada en la entrada de la Urbanización Cotos de Monterrey, la Atalaya de El Vellón, la Atalaya de El Molar y la Atalaya de Arrebatacapas en la carretera que une Torrelaguna con El Berrueco, la mejor conservada y de mayor altura de todas.